2 de febrero de 2009

Huerta vs. Saramago. Comparativo en Síntesis del Parafraseo



VER COMPARATIVO AMPLIO (26 concordancias)

VER COMPARATIVO PALABRAS

No se puede negar la presencia y empleo de ideas universales. Sobre este caso en particular hay evidencia de otras obras en que existen sorprendentes paralelismos y similitudes (consultar columna derecha). No obstante, el desarrollo particular en la obra de Saramago, así como los párrrafos expuestos con el parafraseo van mucho más allá de la coincidencia, sobre todo en 3 puntos principales: la adjetivación para describir (y doblemente) los titulares de los periódicos, la explicación científica del fenómeno y la caída del trabajador con la que regresa la muerte.
Si a esto se suma el mecanismo por el cual mi obra pasó de Alfaguara (vía Sealtiel Alatriste) al novelista (ver abajo "Periplo del plagio") el abuso no puede ser imaginario.

Ver más abajo también "Lo que expresa la Ley..."


17 comentarios:

José L. Hoyos dijo...

Estimado Teófilo:
He llegado hasta usted, curiosamente, en la búsqueda de referencias sobre otra posible apropiación del señor Saramago. El argumento y planteamiento general de "Ensayo sobre la ceguera" es muy similar al de "El día de los Trífidos", de John Wyndham, novela de culto de la ciencia ficción de los años 50. Con sorpresa descubro que la red está plagada de comentarios en la misma dirección, no sólo sobre este caso concreto, sino sobre otros: "El hombre duplicado" de Saramago "recuerda" quizá en demasía al relato "El Doble" del maestro Dostoievsky...Y entonces me encuentro con su blog y su ejemplo de valentía al desafiar, con pruebas sólidas a mi entender, a toda una vaca sagrada de la literatura como es José Saramago. Con estupor sigo indagando y descubriendo otros casos de posible apropiación protagonizados por el autor portugués, a pesar de haber empezado a investigar hoy mismo sobre el asunto.
No seré yo quien acuse a Saramago formalmente de plagio, ya que me faltan muchos datos y evidencias, pero por lo general no creo en las casualidades.
El plagio, en general, es una práctica inmoral. Es curioso como son siempre los autores más celebres los que se aprovechan del trabajo, esfuerzo y creatividad de los más débiles. Que el autor de la hazaña pudiera ser todo un premio Nobel, es algo que clama al cielo.
Desde aquí, le transmito todo mi apoyo, solidaridad y admiración por la lucha emprendida.
Mucho ánimo.

moises dijo...

No he leído su cuento dicho sea de paso, pero he leído el de Saramago y me pareció muy malo, al punto de que estuve tentado a dejarlo en varias ocasiones.

Lo que me quedó claro es que el estilo, temática, estructura etcetc, es 100% Saramago por lo predecible. He leído casi toda su obra y esta no desentona entre su anterior narrativa (quizá por ello es tan mala).

Ignoro si existe plagio, intertextualidad o lo que quieran llamarlo, pero está claro que si usted fue primero, su quehacer narrativo recuerda sospechosamente al de Saramago. Sería divertido que usted imitase al nobel y este le plagiara a usted.

Estaremos atentos al desenlace.

Anónimo dijo...

Estimado Teófilo:

Me parece que hay que admitir que la concordancia a la que haces referencia se anuda en frases lógicas y en lugares casi comunes. Yo prefiero pensar, en este caso, que hay una concordancia literaria provocada por esas extrañas formas que aún no encontramos cómo llamarlas, pero no es plagio. Si te contara la anécdota sucedida con un escrito mío, ya hubiera hecho lo mismo con un escritor reconocido mexicano al comparar mis apuntes de novela con un cuento suyo... Y hombre, si cada quien es padre de su hijo reconocido, es una coincidencia literaria. Saludos. Daniel Murillo

Anónimo dijo...

Ó VELHO JARRETA

RENUNCIA À TUA NACIONALIDADE

VAI-TE EMBORA

Anónimo dijo...

¿Plagio?

Veamos la definición:


una persona comete plagio cuando copia o imita algo que no le pertenece haciéndose pasar por el autor de ello. Dicha acción, al estar protegida la obra legalmente por el derecho de autor, podría conllevar un juicio y una posible imposición de multas y la obligación de indemnizar los daños y perjuicios.

Esto no se documenta y mucho menos se demuestra en su blog, pero por lo menos ya sabemos quien es Teófilo Huerta.

Saludos

Maria dijo...

Hay muchas coincidencias!! es algo muy extraño... igual no creo que sea un plagio... Puede que se le haya ocurrido libremente, y si uno quiere desarrollar esa idea, tiene que enfocarse en casi las mismas cosas. Las funerarias, hospitales, etc, etc.
Rescatando ademas, que en la historia de Saramago no se vuelve a la normalidad ya que la muerte se enamora y se queda junto al hombre.

La verdad es que no indague demasiado, no tengo pruebas ni nada como para hablar pero no creo que haya sido asi...

Anónimo dijo...

Estaba buscando informacion de este tema, gracias.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Colombia!

Anónimo dijo...

Interesante articulo, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Anónimo dijo...

No es la primera vez ni la ultima que esto de verdad sucede, y no sé cual es la defensa del plagiado, desde luego todo se asemeja bastante.
Un saludo.

ebook, ebooks epub, leer libros gratis

Anónimo dijo...

I have never seen better than this site.

Anónimo dijo...

Vous avez de bons points il, c'est pourquoi j'aime toujours verifier votre blog, Il semble que vous etes un expert dans ce domaine. maintenir le bon travail, Mon ami recommander votre site.

Mon francais n'est pas tres bon, je suis de l'Allemagne.

Mon blog:
Meilleur taux puis taux rachat de credit

Yo dijo...

He leído con interés sus argumentos y tengo la curiosidad de leer su cuento. Traté de hacerlo desde su blog, sin embargo, me es denegado el acceso (en el apartado donde, según dice ahí, se puede leer su cuento) pues sólo es permitido a "lectores invitados" Mi pregunta es ¿cómo puedo ser una lectora invitada? Conozco la obra de Saramago y no quiero emitir ninguna opinión hasta no leer su cuento, señor Huerta.

Anónimo dijo...

very nice post - simple but very informative

buy backlinks

Jönh A.C. dijo...

Hola. Con todo respeto, le comento que su blog me ha dado un poco de ternura. Dedicar tan duro esfuerzo a desprestigiar a un autor famoso, intentando colgarse un poco de su fama se me hace aún más denigrante que el plagio del que afirma ser víctima. Quisiera pensar que más bien usted cree firmemente la teoría del robo que tan incansablemente menciona, pero entonces lo calificaría de inocente, y no creo que lo sea.

¿Que la trama del libro del portugués es parecida a su cuento? Sí, en lo general. ¿Que algunos aspectos del desarrollo de la historia son similares? Sí, y es que siguiendo la lógica dentro de la misma historia, tendría que desarrollarse así. ¿Que usa palabras que usted plasma en su escrito? Sí. Y a mi parecer esta es la parte donde flaquea más su argumento: que use palabras como crisis, hospital, problema, o que mencione al Papa, las funerarias y las iglesias en un cuento/libro donde se habla de la suspensión de actividades de la muerte, me parece lógico.

Finalmente, espero pueda colgar su cuento, para poder compararlo de forma más objetiva, viendo la obra completa, pues no logro accesar, y quisiera ver si en su historia también la muerte se enamora de un músico, o las coincidencias se quedan en el planteamiento y las palabras (que muchas veces son responsabilidad del traductor).

Saludos.

Teófilo Huerta Moreno dijo...

Bueno Jonh, también con respeto naturalmente no puedo aceptar que una posición seria, documentada, con todas las pistas detectadas pueda sólo dar ternura, como si efectivamente se tratara de una inocentada, una simple creencia. El reciente desenmascaramiento del intermediario Alatriste ha dejado las evidencias de sus truculencias (no sólo con un servidor) al descubierto.
Lamento que no se detenga en los puntos más sensibles y sólo piense que se trata de palabras aisladas. He de subrayar 3 partes esenciales que unidas al conjunto no se pueden menospreciar ni pensar que son aisladas: la causa del fenómeno por una alteración cósmica, los titulares de los periódicos (y no por el manejo de la idea y los titulares en sí, no, sino por el empleo de adjetivos ("llamativos", "exclamativos") para subrayar dichos encabezados, y el regreso de la muerte con la caída de un albañil. Allí está la sustancia y evidencia. No son las palabritas aisladas, revise también las frases. Sume y encontrará el resultado. Y por supuesto que yo no manejo la idea del músico, eso pertenece a la segunda parte que ya nada tiene que ver con el planteamiento original de la primera parte que es donde se concentra la copia. Le invito a ver con detenimiento los tres comparativos y a comprender la ruta que llevó mi escrito del señor Alatriste a su amigo Saramago. Saludos también.

Anónimo dijo...

This site is really cool! I found here alot of information that I was looking for. I am really happy to be a part of This site!